Aspecto academico

I. Fundamentos de la carrera

Durante las últimas décadas y particularmente en años recientes los denominados “problemas ambientales” pasaron a ocupar un lugar destacado entre los temas que preocupan a la sociedad. La importancia que ésta le otorga a los temas ambientales se ve reflejada en la preocupación ciudadana por la contaminación de cursos de agua o el cambio global y en la presencia que tienen los temas ambientales en los medios de comunicación o en el discurso político. Sin duda el aumento en la variedad, la magnitud y la proximidad de los problemas ambientales explica en gran medida el cambio de actitud colectivo. Sin embargo, una parte no despreciable de este cambio de actitud se relaciona con una modificación en la percepción que la sociedad tiene de los problemas y de sus consecuencias. Este cambio de percepción depende a su vez de un conglomerado de factores interdependientes asociados a la actividad de ONGs, a la prédica de científicos, a señales económicas, sociales y políticas internas y externas y a un fenómeno de retroalimentación generado desde los medios de comunicación (Scheffer et al. 2003).

Profesionales y académicos de distintas disciplinas pasaron a ocuparse del tema ambiental. El análisis, diagnóstico y tratamiento que recibieron estos temas estuvo, en buena medida, influenciado por la formación profesional y académica de los involucrados. A medida que la urgencia por describir, entender y operar sobre los problemas ambientales aumenta, surge con fuerza la necesidad de integrar disciplinas y enfoques. Para ello es conveniente contar con personas cuya formación no sólo les permita entender y actuar en temas relacionados con el ambiente sino que a su vez facilite, encauce y catalice la integración de distintas disciplinas y visiones. ¿Qué formación debería tener esa persona? Para discutir este tema parece pertinente analizar las características de los problemas que debería tratar ese profesional e identificar que disciplinas científicas podrían contribuir a su solución.

El ambiente y sus problemas

¿A qué hacemos referencia cuando hablamos de problemas ambientales?
Obviamente a aquellos que afectan el ambiente. Esto mueve a la pregunta ¿qué entendemos por ambiente? La voz latina de la cual deriva el término (ambiens) significa lo que rodea. En la definición específica de ambiente debemos entonces precisar qué cosas rodean y a quién. Restrinjamos el “quién” a entidades vivas. Podemos hablar del ambiente de la vizcacha o de la palmera Butia. En cada caso “lo que rodea” será distinto, los factores y las interacciones entre ellos y el organismo variarán.

El concepto de ambiente se refiere entonces al complejo de circunstancias, condiciones
e influencias en donde una entidad (en nuestro caso biológica) se sitúa o desarrolla. Se
Trata del conjunto de factores externos que afectan a la entidad biológica. Esta definición
De ambiente es estática. Cuando observamos a lo largo del tiempo a este sistema (la Entidad y los factores) se pone en evidencia la naturaleza dialéctica de la relación: la Entidad modificará a los factores y a su vez los factores producirán cambios en ella (Levins y Lewontin, 1989). Los ejemplos de entidades (organismos o poblaciones) que Directamente “construyen” su ambiente son numerosos e incluyen, por supuesto, al
Hombre, a insectos sociales, castores, etc (Jones et al. 1994). Sin embargo, toda entidad
Biológica modifica, en algún grado, positiva y/o negativamente, su propio ambiente y el
de otras entidades. A su vez el ambiente actúa sobre las entidades biológicas afectando

su naturaleza. Por ejemplo el ambiente actúa sobre los organismos a través de la selección natural dando lugar a cambios evolutivos. Si bien el ambiente se define a partir de una entidad, al rodearla permite que distintas entidades se interconecten entre sí. La idea de medio ambiente hace referencia entonces a ese vínculo entre entidades (organismos, poblaciones, ecosistemas).

Los problemas ambientales afectan entonces a entidades biológicas y al complejo de factores e interacciones que constituye su entorno. La entidad biológica puede o no incluir al ser humano, sin embargo las actividades entrópicas siempre forman parte del ambiente ya que casi invariablemente constituyen uno o más de los factores que interactúan con la entidad en cuestión. Al hacer referencia a una “entidad biológica” de manera genérica el tipo de problemas que definiríamos como “ambiental” es muy amplio. De hecho quedan incluidos problemas que claramente caen en la esfera de la fisiología animal y vegetal, de la biología celular o de la medicina.

En general (aunque frecuentemente de manera implícita) los denominados problemas ambientales están asociados al nivel de organización biológica ecosistema. Una lista no exhaustiva de estos problemas incluye la contaminación de cuencas por actividades agrícolas ganaderas e industriales, la degradación de tierras, la disminución en la abundancia relativa de determinadas especies, las invasiones biológicas, los cambios en la composición atmosférica, las modificaciones en la estructura del paisaje, la desertificación, etc. Estos problemas se manifestarán a distintas escalas espaciales y temporales. Habrá problemas de escala local, como la eutrofización de un cuerpo de agua y otros de escala global como el calentamiento global.

La definición de ambiente planteada tiene algunas consecuencias epistemológicas inmediatas. Una de ellas deriva de la concepción del ambiente como un sistema: un conjunto de componentes y de sus interacciones con una dinámica propia y con propiedades emergentes. Para describir su estructura y funcionamiento, identificar las consecuencias de perturbaciones y de manejarlo se requiere entonces un doble enfoque, es decir la tradicional aproximación reduccionista para entender los mecanismos y la holística para entender la dinámica de sistemas complejos.

                                                                                  Dr. José M. Paruelo
                                                                       Catedrático de Ciencias Ambientales

II. Objetivos de la  carrera
El egresado de la Carrera de Ingeniería en Ciencias Ambientales tendrá un perfil biológico aplicado. No casualmente la mayor parte de las carreras de Ciencias Ambientales han estado asociadas a Facultades con un fuerte sesgo hacia las ciencias experimentales, particularmente las biológicas. Muchas otras carreras generan este perfil biológico aplicado: Medicina, Agronomía, Biotecnología, Veterinaria, entre otros.

La diferencia entre ellos estará dada por el tipo de aplicaciones y por el nivel de organización biológica con el que tratan.

En virtud de esto, el Pensum  de la Carrera de Ingeniería en Ciencias Ambientales, por un lado deberá tener un núcleo de ciencias exactas y naturales, particularmente biológicas (matemáticas, física, químicas, botánica, zoología, microbiología, ecología, edafología, hidrología, meteorología). Por otro, un núcleo de ciencias sociales (economía, derecho, sociología, geografía). Los aspectos sociales son particularmente importantes ya que la interacción de los humanos con la naturaleza, en una dada cultura, está determinada por los intereses y valores de las distintas clases sociales en la compleja y conflictiva interacción

entre ellas. Estos dos núcleos de contenidos no necesariamente se corresponderán con una asignatura, alguna disciplina deberá ser tratada en más de una materia y varias otras podrán ser cubiertas en un solo curso. La formación en ciencias sociales, exactas y naturales debe complementarse con contenidos vinculados a la evaluación, planificación y gestión y conservación de los recursos naturales (planificación del uso de la tierra, ordenamiento territorial, gestión de cuencas, etc)., a lo tecnológico (tratamientos de aguas y efluentes, remediación de suelos y ecosistemas, impacto ambiental, etc.) y a lo sanitario (toxicología). Un grupo de materias deberá, a su vez, proveer de herramientas y métodos cuantitativos al fututo egresado (estadística, sistemas de información geográficos, topografía, teledetección, técnicas de relevamiento de recursos naturales a campo, práctica de laboratorio, modelos de simulación, programación, etc.). Un plan de este tipo requiere a su vez de un plantel docente dispuesto al trabajo multidisciplinario y a reconocer las múltiples perspectivas desde las cuales deberían abordarse los problemas ambientales.

La formación de un Ingeniero en  Ciencias Ambientales enfrenta el desafío de impartir conocimientos de una gran diversidad temática en un período de tiempo que no exceda los 5 años, la duración típica de una carrera universitaria. Este desafío es aún mayor si se asume el compromiso de que la formación recibida le de las herramientas no sólo para continuar estudios de postgrado en temas específicos, sino también para desempeñar una actividad profesional independiente. Una estrategia para alcanzar esto deberá poner especial cuidado en fortalecer la formación del estudiante en los aspectos básicos, tanto en los relacionados con las ciencias exactas y naturales como las sociales. Una formación básica sólida brinda mejores posibilidades para comprender los aspectos aplicados. Obviamente, el énfasis en la formación básica no debe desatender los aspectos específicos de las ciencias ambientales a los que nos referíamos más arriba. Sin embargo, aparece inexorablemente un compromiso entre ser exhaustivos versus ser profundos en el tratamiento de los distintos aspectos involucrados en la temática ambiental. La manera de enfrentar ese compromiso debería pasar por ofrecer cursos de buen nivel académico y por darle al estudiante la posibilidad de construir, junto a un tutor y en consonancia con su tesina, un plan de cursos que le permita una aceptable profundización en algunos aspectos particulares de la temática ambiental durante el último año de su carrera.
El objetivo de la carrera es formar profesionales capaces de:

  • Caracterizar, de manera integral, la heterogeneidad espacial y temporal de los recursos naturales.
  • Identificar los factores de estrés (contaminación, factores de deterioro, perturbaciones atópicas de distinta naturaleza, cambios globales, etc.) que operan sobre los ecosistemas y caracterizar sus efectos sobre la estructura y funcionamiento de los ecosistemas.
  • Diseñar, implementar y gestionar planes de mitigación de daños, restauración y/o remediación ambiental.
  • Identificar, caracterizar y valorar los bienes y servicios provistos por los ecosistemas. Diseñar, ejecutar, evaluar y/o supervisar planes de gestión ambiental en empresas, instituciones públicas y privadas.
  • Diseñar, desarrollar y ejecutar programas de certificación ambiental para distinto tipo de actividades (productivas, comerciales, de ordenamiento).
  • Ejecutar y evaluar estudios de impacto ambiental.
  • Planear, ejecutar y evaluar planes de manejo para el aprovechamiento, la conservación y la protección de los recursos naturales.
  • Intervenir en la definición de la sostenibilidad de actividades productivas y de planes de desarrollo desde la perspectiva ambiental, económica y social.
  • Participar en equipos interdisciplinarios que aborden, con un enfoque sistémico, la solución de problemas ambientales.
  • Realizar actividades docentes a nivel primario, secundario, terciario y universitario.
  • Contribuir en la construcción de marcos legales, normativas y políticas, para el manejo y la preservación de los recursos naturales y el patrimonio natural.
  • Participar, tanto coordinando, evaluando, diseñando, supervisando y/o ejecutando, planes de ordenamiento territorial a distinto niveles, municipal, provincial, nacional o regional.
  • Generar conocimiento y técnicas mediante la actividad científica.
  • Instrumentar y ejecutar planes de educación ambiental.

III. Organización y duracion

La carrera de Ciencias Ambientales-Plan FEB-2010, tiene cinco años de duración y su carga horaria es de 3.856 horas cátedras dividas en 10 semestres y su plan de estudios está estructurado en dos ciclos:

Un Ciclo Básico, consta de 4 semestres y tiene como objetivo principal brindar una formación básica y general.

Un Ciclo Profesional, consta de 6 semestres en el cual se avanza en la formación específica en temas ambientales. Este ciclo incluye asignaturas obligatorias y actividades complementarias de integración.

Líneas de Investigación,  se inicia con en el primer semestre de la carrera eligiendo un tema especifico y cuyo objetivo académico es la incorporación en los planes de formación el conocimiento de punta, representados en los resultados de investigación y en las prácticas sociales.

LÍNEA 1
Calidad y tratamiento del agua

LÍNEA 2
Contaminación atmosférica y calidad del Aire

LÍNEA 3
Suelo

LÍNEA 4
Sostenibilidad ambiental Territorial

Hidráulica Urbana

 Contaminación e higiene industrial

Gestión integral de residuos sólidos

Manejo integrado de micro cuencas

Modelación de la calidad del agua

 Software y herramientas tecnológicas para la  Gestión de la calidad del aire

    Manejo y remediación de suelos

Gestión Ambiental en Proyectos de Desarrollo

Limnología

 

Procesos químicos de agua

Tratamientos avanzados

Diseño de plantas de tratamiento de agua

Diseño de redes de  monitoreo de la calidad del aire

   Diagnóstico y Gestión de riesgos naturales

Gestión Ambiental Urbano Rural

Líneas Maestras de Investigación:
1. Calidad y alternativas de tratamiento del agua
2. Contaminación atmosférica y calidad del aire
3.Tecnologías ambientales para la recuperación y conservación de suelos.
4. Sostenibilidad ambiental del territorio

La carrera está estructurada en un sistema modular y cada materia tiene adjudicado determinada cantidad de horas cátedras que se van sumando durante la carrera cumpliendo así la cantidad de 3.856 horas cátedras del pensum completo, además de dos exámenes universa tomados al final del cuarto semestre y al final del 8 semestre.
iv. titulo que se otorga

  • Título que otorga: INGIENIERO EN CIENCIAS AMBIENTALES
    • Énfasis en una líneas de investigación seleccionada

V. CAMPO LABORAL:
El profesional de Ingeniería Ambiental, tendrá la oportunidad de desempeñarse, según la experiencia y madurez alcanzada en:

1. Organismos e instituciones públicas
2. Industria y comercio del sector privado.
3. Universidades.
4. Centros de investigación y desarrollo.
5. Centros de extensión.
6. ONG”S,  consultoras y asesoras ambientales.
7. Organismos de planificación públicos y privados.
8. Organismos internacionales.

VI. PERFIL DEL EGRESADO
Los futuros graduados serán capaces de:

Conceptualizar, diseñar, implementar y operar los medios de mitigación del daño, remediación del deterioro y/o saneamiento ambiental, a través de la tecnología adecuada;

Intervenir directamente en lo que respecta a la identificación de las fuentes contaminantes y/o de deterioro;

Generar acciones y políticas que compatibilicen el desarrollo económico con la sustentabilidad
Ambiental;

Liderar planes y estrategias de manejo para el aprovechamiento, la conservación y la protección de los recursos naturales;

Evaluar, dirigir y supervisar estudios de impacto ambiental;

Participar en equipos interdisciplinarios que aborden, con un enfoque sistémico, la solución de problemas ambientales;

Contribuir en la construcción de marcos legales, normativas y políticas, para la preservación del patrimonio natural;

Desarrollar la investigación científica y la extensión de los conocimientos relacionados con la tecnología ambiental.

Descargar Malla de la Carrera